Busca dentro del Blog

28 abr. 2014

Eels - The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett

Eels
The Cautionary Tales Of Mark...
E Works
22/Abr/2014


"Cuentos anodinos, moralejas insulsas"

Es curioso, pero una persona como el señor Mark Everett será para algunos un buen compositor y escritor, no cabe duda, el señor tiene talento, ya que, viene de una familia talentosa. Sin embargo, su talento nunca ha trascendido y de hecho está ligeramente olvidado; en mi caso, no he tenido preferencia por algún disco de Eels aunque, el asqueroso y pegadizo "Wonderful, Glorious" apenas del año pasado, me pareció un gran esfuerzo, aventurero e inadaptado a lo que normalmente se podría esperar de Eels, algo más codicioso de lo acostumbrado.

Y apenas un año después aquí estamos de nuevo, pero, con un Mark Everett, más triste y reflexivo que nunca, así lo sugiere su creativo título, "The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett", que como es de predecir (lo cual es fácil) se tratará de un álbum de arrepentimientos del pasado, cuestionamientos del presente y algo de incertidumbre por el futuro y bla, bla, bla. Mas sus temas son terreno familiar de su a menudo dolorido Electro-Shock Blues de 1998, disco que fue hecho a partir de la pérdida de su madre por cáncer de mama y a su hermana por suicidio. Este el primer punto en contra, el nuevo álbum no tiene contexto alguno, si entonces el año pasado Everett cantaba con humor negro y sarcástico.

"Woke up lost in a world I didn’t know" es la frase de bienvenida al disco, suficiente para darse cuenta que las predicciones han sido acertadas, tras la bienvenida Folk algodón "Where I'm At". El segundo track "Parallels" se centra, como en la mayoría del álbum, en el uso de guitarra acústica desplumada cuerda a cuerda, arreglos mínimos son el único agregado de color a la también voz grisácea de Everett. Es inconveniente que, el autor siendo también un adepto a la literatura tenga el nivel estándar para la escritura de sus temas, en "Parallels" lo más fácil de imaginar es una letra cual trata de decepción amorosa, así como "Mistakes of My Youth" es simplemente retrospectiva y auto-evaluación como su título indica, nada demasiado encriptado.

Hay algo de ornamentos eléctricos y reverb en "A Swallow in the Sun" pero la canción nunca va a ninguna parte, es inútil desgastar un hermoso arpegio durante casi 4 minutos, cuando nada ha pasado o cuando el álbum está a punto de terminar con "Where I’m Going" todo ha quedado donde empezó, solo que ahora se encarga de cerrar una odiosa y promedio balada de piano. "Lockdown Hurricane" poco en contra, tiene un verso realmente conmovedor y sus tildes de violonchelo pueden provocar lágrimas, aun el resultado es solo algo ñoño y lento como la melaza, por otro lado el desempeño vocal oscuro de "Gentlemen Choice" es casi como Tom Waits, lástima que debajo de eso no haya mucho que presumir.

"The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett" es cliché Folk, con temas banales sobre sentirse extraño. Las canciones carecen de peso y son estructuradas con sencillez, aunque con la adecuada cantidad de sacarina, proporcionando una sensación de fácil resolución y llevar al engaño de ser un gran disco por sus bello arreglos de cuernos y teclados. La verdad aquí es que hay poco progreso en la música de Eels, solo rasgueos acústicos pero sin brillo, sin algo más penetrante que la sinceridad de Beck o tan hermoso como las armonías melodiosas de Fleet Foxes.

CRM Rating: 50%


YouTube | Lockdown Hurricane | Parallels | Mistakes Of My Youth |


01. Where I’m At
02. Parallels
03. Lockdown Hurricane
04. Agatha Chang
05. A Swallow in the Sun
06. Where I’m From
07. Series of Misunderstandings
08. Kindred Spirit
09. Gentleman’s Choice
10. Dead Reckoning
11. Answers
12. Mistakes of My Youth
13. Where I’m Going

Por: José Marr

1 comentario:

  1. Hablando de Tom Waits, justamente me escuché la discografía casi completa de Tom la semana pasada. Después de haber pasado por esa experiencia, este disco no me asusta ni me deprime. No los puedo comparar con el nivel lírico ni con tema de voz. Pero si los puedo comparar con el hecho del intimismo. Quizá nosotros como espectadores y acostumbrados a cosas mejores del mismo artista, esperemos en cada disco la evolución constante, la sorpresa definitiva. Y qué con la necesidad del artista? A lo mejor, este disco era lo que necesitaba en ese momento, algo personal donde escupir todo aquello que lo acongojaba. Después del artista y su necesidad de crear arte, estamos nosotros, el público, que decidimos identificarnos con su obra o no.

    ResponderEliminar