Busca dentro del Blog

19 may. 2015

The Tallest Man On Earth - Dark Bird Is Home

The Tallest Man On Earth
Dark Bird Is Home
Dead Oceans Records
12/May/2015


"Levantando el vuelo"

(RESEÑA EN YOUTUBE) Era justo que Kristian Matsson dejara de vivir y colgarse del cariño que mucho de su público le tiene a Bob Dylan, asunto que para otros cuantos ya comenzaba a cansar y sentirse como un pretexto a falta de inventivo del cantautor sueco. Sin embargo el 4to LP en la carrera de su seudónimo The Tallest Man On Earth, por momentos lo ve encontrando nuevos horizontes sonoros, despegándose por vez primera de esa en demasía marcada influencia e innegable parentesco, amen de una más audaz composición, de arreglos más lúdicos, hasta la apertura de una mayor identidad en esa lastimera garganta.


"Dark Bird Is Home" es un punto de inflexión en la carrera de Matsson, ya que, aún mantiene los actos en solitario basados en él y su guitarra acústica en desemejanza de otros momentos mucho más fuertes y complementados por el apoyo de una paleta instrumental más completa, de tal forma que se arraiga a sus raíces y también da una mirada al futuro; lo mejor, es que el álbum se mantiene en equilibrio entre estos 2 puntos. Otro acierto yace en la producción, que ahora no oculta la voz de Matsson debajo de un filtro sepia a comparación de "There's No Leaving Now", al contrario, la pone en la cima y asimismo, la garganta de Matsson se ha despreocupado por no hacer lo mismo que Dylan y lejos de imitar, ha comenzado a sentir lo que canta, por ejemplo en "Fields of Our Home" es perceptible cómo cada palabra le lastima por el recuerdo, llegando a desafinar siendo parte ésto del mismo sentimiento que Matsson le imprime a su interpretación, y la forma en que crece la canción al final con un brote de sintetizador y coros en masa sirve para escalar y esclarecer tal pasión.

Las cosas se reafirman con "Darkness of the Dream", cual podría ser un potencial Single que establece de manera más uniforme las nuevas intenciones de TTMOE, en una canción con un estribillo que conecta y perdura fácil, y se embellece de movimientos fluidos de cuerdas, entre ellas una brillante mandolina. De igual forma se logra un momento épico en "Seventeen" comandado por la misma fuente de cuerdas, hasta llegar a la homónima "Dark Bird Is Home" que es el momento más unificador de las 2 vertientes del álbum, manteniendo un gancho discreto entre sus versos y el movimiento melódico de sus cuerdas antes del quiebre en el último tercio de la canción donde pisa la batería y se agrega la banda remarcando esa fina acentuación dándole tintes eclesiásticos. Su momento más fuerte es representado por "Sagres", donde en un movimiento de 4 acordes que persisten a lo lo largo de la canción, el autor consigue dar vida a una melodía radiante de belleza, y es que el tema ni siquiera necesita un estribillo, es tan sensible el lamento en primera persona del canto, que Matsson llega rendido al decir - And a wild set of rides... Come on - y dejar fluir de nuevo la cascada de brillantes cuerdas.

Al final del recorrido, el balance es perfecto, los momentos más íntimos y solemnes no se perciben aburridos, tomando "Beginners" como ejemplo, en ella se emplea una guitarra divertida con algunos destellos de piano, aquí Matsson habla sobre una transición en la vida donde se debe elegir un nuevo camino, y lo hace de una forma optimista. Incluso la balada a piano con "Little Nowhere Towns" que era algo que ya había intentado, aquí por fin suena más natural y a la vez triste y encantador (estoy pensado casi en "Bridge Over Troubled Water" de Simon & Garfunkel). De inicio a fin, un trabajo nutrido, estilizado, por momentos emocionante y a menudo acogedor; una muestra de talento particular y personalidad que Kristian Matsson no había expuesto en trabajos anteriores./v/daGgfFWL/file.html

CRM Rating: 85%


YouTube | Sagres | Dark Bird Is Home |


01. Fields Of Our Home
02. Darkness Of The Dream
03. Singers
04. Slow Dance
05. Little Nowhere Towns
06. Sagres
07. Timothy
08. Beginners
09. Seventeen
10. Dark Bird Is Home

Por: José Marr

2 comentarios:

  1. Es imposible no querer a este hombre, aun cuando sea un calco de Dylan. Pues justamente ese sonido y letras tan puros y directos es lo que muchos melómanos extrañan de viejas épocas que ni siquiera han vivido. En este disco, como bien mencionan, se lo escucha como queriendo despegar. No se si lo celebraría tanto, porque ese sonido indie característico de un millar de bandas anteriores puede que arruine un poco esa especie de canción tallada a mano que tanto encanta. Espero que no y que pueda crear una amalgama digna de llevarla como estandarte y que nos siga deleitando por mucho tiempo más.

    ResponderEliminar