Busca dentro del Blog

13 ago. 2015

The Phoenix Foundation - Give Up Your Dreams

The Phoenix Foundation
Give Up Your Dreams
Memphis Industries
07/Ago/2015


"Ritmo y ensueño"

The Phoenix Foundation, una de las más grandes revelaciones de Nueva Zelanda en los últimos años, estuvo merodeando en la escena más desconocida como una banda sin firmes convicciones, haciendo música porque simplemente podían hacerla. Del 2010 en adelante la historia ha sido otra gracias a "Buffalo" y el majestuoso sencillo desprendido del mismo nombre, centrándose en su mentalidad Folk y su visión polaroid para ensamblar capas de sintetizadores. En 2013 llegó "Fandango" una extensión y cristalización concentrada en esos caprichos electrónicos, logrando de nuevo algunas canciones sumamente espectaculares pero dejando decaer la experiencia del álbum como un todo. Por tanto y desde entonces, un pequeño cambio en la formación del grupo y un título que sugiere pesimismo pueden de entrada dar pistas equívocas de lo que en realidad "Give Up Your Dreams" su 5to trabajo de estudio contiene, siendo un factor que juega en favor ya que al entrar a él, hay sorpresas bastante agradables.

"Mountain" abre el disco dejando una interrogante en el aire, y es que ahora The Phoenix Foundation tiene una devoción por la ejecución de percusiones antes que la elaboración de ganchos. Se nota que algo tuvo que efectuar la incorporación del batería Chris O'Connor para lograr el despertar una variante que el grupo no había explotado hasta la fecha. Las ejecuciones se notan más libres en esta nueva exploración de ritmos y brotes de texturas, ya que en todo el disco sigue vigente su énfasis en la floración de efectos de sintetizador y atmósferas ensoñadoras que tiñen principalmente la voz de Luke Buda; parece no haber límites a la hora de empujar en tema de creatividad, tanto así que la incongruencia es diversión en "Bob Lennon John Dylan" y el nerviosismo tanto en sus percusiones rituales como en las secuencias electrónicas de "Playing Dead" hacen hervir la sangre de sobremanera. El nuevo trabajo de The Phoenix Foundation bien podría valer las 3 primeras canciones del tracklist, pero un acierto más aquí en comparación con "Fandango" data en cerrar el disco en 10 canciones y no con 12 que además eran kilométricas y cansinas. Aquí el grupo en lo que resta del recorrido alterna bien su nueva visión con piezas que rescatan lo mejor de las virtudes de "Buffalo"; "Prawn", "Jason" o el tema homónimo "Give Up Your Dreams" traen de nuevo a primer plano los ganchos discretos de guitarra, su fórmula Pop mejor registrada y estribillos que derraman ternura logrando temas tan bellos que inspiran a soñar por más que el título de forma paradójica indique lo contrario.

"Give Up Your Dreams" es un sensacionalista collage, igual de valiente como asombroso con 2 factores importantes: ritmos y texturas, por ello mismo no puedo evitar remembrar a discos tan distantes y dispares, como los referentes para lo hecho por The Phoenix Foundation; aquel "Reamin In Light" de 1980 creado por Talking Heads justo cuando David Byrne se inclinó por la polirritmia del continente africano, y por otro extremo, la experiencia sónica Neo-Psicodélica superficial del Animal Collective de "Merriweather Post Pavilion" (2009). Dentro de estos 2 intervalos The Phoenix Foundation logra elevar peculiaridades de su estilo de forma conquistadora, no creando quizás los Singles más inmediatos de su carrera, pero sí su disco más ambicioso y la mejor experiencia en este compendio de canciones./v/WigY8eGP/file.html

CRM Rating: 82%


YouTube | Bob Lennon John Dylan | Mountain | Give Up Your Dreams |




01. Mountain
02. Bob Lennon John Dylan
03. Playing Dead
04. Prawn
05. Jason
06. Celestial Bodies
07. Silent Orb
08. Sunbed
09. Give Up Your Dreams
10. Myth

Por: José Marr

3 comentarios:

  1. Recuerdo haber escuchado el anterior disco, también recuerdo que me gustò mucho, más que este. Pero no significa que este sea inferior, sólo tiene un encanto diferente. Quizás sea la suma de la percusión y el nerviosismo que esta le otorga al nuevo trabajo. O quizás, inconcientemente, me agradaban más las kilométricas y ensoñadas otroras canciones.

    ResponderEliminar