Busca dentro del Blog

23 may. 2017

The Black Angels: Death Song

The Black Angels
Death Song
Partisan Records
21/Abr/2017


"Igual que la canción de The Velvet Underground, o algo así, ¿no?"

Uno de los sentimientos más gratificantes relacionados con el fanatismo a la música que puede haber, es aquel que recorre tu cuerpo cuando descubres que el último lanzamiento de alguna banda (casi de la nada) los vuelve a catapultar al mismo nivel estratosférico de calidad de sus glorias pasadas, o, en su defecto, con el que comenzaron. La propuesta con la que The Black Angels se lanzaron a la escena consistía en una neosicodelia primal sustentada en guitarras bastante sostenidas y un bajo desafiante que tiñieron de colores oscuros su debut Passover y fue la base para expandirse hacia su secuela Directions to See a Ghost. Lamentablemente, fue esa misma búsqueda por un balance entre el estado narcótico de su género y secciones melódicas sobre las cuales construir, lo que terminó diluyendo su potencia de arranque, algo que ni siquiera John Congleton pudo evitar al producir el irregular Indigo Meadow. Por tanto, es entendible que muchos se acerquen a este nuevo Death Song con miedo y otros tantos de plano hayan dejado de seguir la pista a los norteamericanos, sin embargo (y sorprendentemente), la 5ta placa de éstos ángeles negros es una garantía de satisfacción tanto para propios como extraños.

En primera instancia, Death Song es un regreso a lo que hizo grande al sexteto hace una década; guitarras estáticas acompañadas de las desafiantes vocales cortesía del frontman Alex Maas y una firme performance otorgada por Stephanie Bailey en las baterías, pero tampoco es que se trate de una copia, de una vuelta forzada a las raíces o simplemente más de lo mismo; los riffs sucios que se apoderan de prácticamente todo el compendio les darán la respuesta. De hecho, este nuevo trabajo de estudio no se asemeja a nada que hayan hecho antes, el resultado es mucho más corrosivo y espacial que sus demás obras, basta sólo con reproducir el primer track "Currency", para caer en cuenta de que ahora los oriundos de Texas se centran en un sonido igual o hasta más pesado que el hallado en sus años mozos, no obstante, en este caso es la estridencia de los instrumentos lo que les ayuda a generar esa sensación y no el espesor de los mismos.

De igual manera, es plausible que la secuencia en Death Song es coherente y continua, cada corte está bien medido; si una canción está abierta a durar más de 5 minutos, adelante, y sí no, entonces la finiquitan no sin antes explorar un posible puente o explotar su mejor recurso antes que el fin llegue. Es palpable a distancia que se pensaron muy bien cada parte; de perderse entre la psicodelia tóxica de "Currency" o "Half Believing" a la culminación ecléctica-espacial de "Life Song" pasando por ese ritual ascendente nombrado "Estimate". Tanto el trayecto como prácticamente todo el apartado lírico no tienen mucho desperdicio.

The Black Angels se volvieron hacia un estilo más catártico para manipularlo a su gusto y comodidad a manera de lograr la intención de entregar un disco hipnótico, poderoso, que bien puede llevarte a otros estados mentales de manera sucia pero orgánica y funcional.
65/v/yR91Pgc4/file.html
76%


02. I’d Kill for Her
04. Comanche Moon
05. Hunt Me Down
06. Grab as Much (as you can)
08. I Dreamt
09. Medicine
10. Death March
11. Life Song

Por: Sebastián López

No hay comentarios:

Publicar un comentario