Busca dentro del Blog

29 jun. 2017

Sufjan Stevens, Bryce Dessner, Nico Muhly & James McAlister: Planetarium

Sufjan Stevens
Planetarium
4AD Records
09/Jun/2017


"El sonido del sistema solar"

Nico Muhly es un compositor de música clásica contemporánea relativamente conocido no tanto por su extendido repertorio de óperas, scores fílmicos, corales, ni sus obras en solitario, sino más bien por colaborar con artistas como Björk, The National, Antony and The Johnsons, Usher, Villagers y Grizzly Bear; son quizás sus experiencias con otros intérpretes más "comunes" pero visionarios, el factor decisivo que lo llevó a tomar la decisión a Sufjan Stevens y Bryce Dessner (guitarrista de The National) reclutarlo para cumplir el encargo de componer una pieza única e interpretarla en la lujosa sala de conciertos Muziekgebouw Eindhoven de Alemania.

El resultado fue una obra grandilocuente inspirada en el sistema solar; el cuarteto (Stevens añadió a su baterista James McAlister) presentó Planetarium en vivo con orquesta en contadísimas ocasiones sobre los teatros más reconocidos del mundo, pero eso fue hace más de un lustro; los chicos dedicaron tiempo aún después de su gira para plasmar su opus en el estudio de grabación, Muhly puso en twitter en 2012 que ya estaba todo acabado y que era cuestión de que los tiempos de cada artista estuvieran en sincronía para salir adelante en conjunto una vez más. Ese tiempo llegó este año, por lo que la versión editada de Planetarium ya está con nosotros, consigo trae extensivas actualizaciones y demás sorpresas.

Ahora, el debate principal con este álbum no es precisamente si la acrecentada gama de géneros que cubre o su tiempo de duración eran necesarios, sino que a muchos les parece un álbum de Sufjan Stevens y compañía, algo que parece un poco obvio, pero también habla de la manera en que escuchan este proyecto. En primera instancia es el creador de Seven Swans quien lleva a cabo las labores vocales, hay participaciones corales de sus compañeros, pero el 95% del tiempo Stevens narra cada peripecia en solitario; también tenemos letras que le quedan como anillo al dedo, con frecuentes referencias a la cultura clásica grecorromana, la cual hace el favor de llenar algunos versos. Agreguemos efectos vocales hermosos y adecuados, tracks interesantes por la osadía de sus movimientos, equiparable a la volatilidad compleja de The Age of Adz, aunque, lejos estamos de encontrarnos con su versión "2.0". Las comparaciones llegan a la hora de definir cómo es Planetarium, sin embargo, ambos discos suenan totalmente distinto, porque el de éste 2017 cuenta con arreglos orquestales que también varían desde lo solemne hasta lo ambiental, haciendo uso de conocimientos sobre distintas mitologías e incluso con destellos futuristas marcados por la correcta interacción entre sintetizadores y cuerdas, Planetarium va un salto más allá que aquella joya "incomprendida" del 2010.

Al estar basado en cuerpos celestes, Planetarium se toma la libertad de ampliar su alcance sonoro sólo entre géneros aletargados, donde extender notas es más sencillo, como lo son Drone, el ya mencionado Ambient, Electrónica etérea y un trasfondo con adornos clásicos contemporáneos, por lo que remembrar el viaje espacial o una apreciación a escalas astrales, están interpretados de manera correcta. Lamentablemente, a Planetarium le afectan un par de paradojas: en primera, los cortes "menos llamativos" son los que muestran un mejor balance entre sus componentes ("Uranus" es un gran ejemplo), por otro lado, la cohesión entre canciones es tremenda, llegando a ser cinemática en sus mejores momentos, lo cual casi obliga al escucha a consumir el álbum prácticamente en su totalidad, quizás el más interesado o curioso encuentre la belleza entre la relativa profundidad sonora que impera y los benditos efectos vocales, pero requiere una inmersión que no muchos soportarían por más de los acostumbrados 45 minutos y tampoco es música para cualquier situación, aunque "Neptune", "Jupiter", "Saturn" y "Mercury" pueden sostenerse por sí solas. Ojo, que tampoco estoy desacreditando el valor de las otras 14, pero éstas dependen de otras para tener sentido.

A final de cuentas, el resultado es por demás majestuoso, se nota que cada sección fue meditada antes de ser incluida ya sea como melodía principal o en segundo plano. Triunfó en la meta que se propuso sacrificando más variedad a favor de los sonidos correctos y correcta continuidad y en cierta forma es más placentero que volver a visitar un planetario físico.
8/v/qc4DNiXc/file.html
80%


01. Neptune
02. Jupiter
03. Halley’s Comet
04. Venus
05. Uranus
06. Mars
07. Black Energy
08. Sun
09. Tides
10. Moon
11. Pluto
12. Kuiper Belt
13. Black Hole
14. Saturn
15. In the Beginning
16. Earth
17. Mercury

Por: Sebastián López

1 comentario:

  1. Me encanto yo le daría un 81%
    (ya vieron el nuevo trailer de Morrisey de su biopic)

    ResponderEliminar