Busca dentro del Blog

16 mar. 2013

Johnny Marr - The Messenger

Johnny Marr
The Messenger
New Voodoo Records
26/Feb/2013


"This charming guitar"

Casi todo el mundo lo debe saber, Johnny Marr era la otra gran parte de The Smiths y el aliado de Morrisey que ayudo a llevar el nombre de aquella banda al estatus al que al día de hoy se encuentran, y quien toco la proverbial guitarra en aquella "This Charming Man", etcétera, etcétera, etcétera. Es bastante notable pero a la disolución del grupo el guitarrista no se apresuro a competir como solista, sino su nombre se mantuvo guardado hasta ser una estrella invitada en grupos como Modest Mouse o The Cribs, siendo un ex Smith a partir de 1987 que nunca intento copiar o colgarse de su pasado, y así, han tenido que pasar un par de décadas para poder escuchar algo montado en su totalidad por Johnny Marr después de haber sido un héroe generacional, consolidado y porque no, un viva leyenda.

Llego el día, su primer disco debut. El juicio hacia de "The Messenger" es bastante difícil, Johnny Marr conoce una guitarra tanto como quien lee esto conoce cada rincón de su propia casa. Entonces seguramente uno se esperaría los mejores riffs de guitarra de los años 2000's o, algo paralelamente espectacular a lo que ya se lo conocía con The Smiths. Pero para bien o para mal, "The Messenger" se debate entre estos dos estrictos regímenes. Así, como debe de ser "The Right Thing Right" abre por todo lo alto dando aprisa con un galope incesante de percusión y una guitarra tan épica como mordaz. La voz de Marr se estabiliza rápido en un tono promedio, maduro y agradable, pero tan pronto como la gran pista uno se desvanece el álbum cae en lo que un buen guitarrista más fácilmente puede caer: solo una conjuga predeterminada de instrumentos, batería más bajo más algunas maniobras de guitarra fuera de control y cualquier herramienta que él tenga a la mano para dar efectos a la misma. "I Want The Heartbeat" con sus guitarras chirriantes y su Post-Punk de alta velocidad, por supuesto no son malas canciones, la guitarra en "The Messenger" tiene trazos que pudo haber hecho Franz Ferdinand y hace 10 años hubiesen sido un éxito, y "Word Starts Attack" encuentra un tiempo y un molde de guitarra que incita a bailar. Bueno, es lo que aquí hay, 12 buenas canciones con una tarifa estándar de guitarra guitarra Indie.

Se puede pasar por alto las letras, que en "I Want The Heartbeat" diga cosas como - Get my my own machine, technology! technology! - al tiempo que entonces la canción por completo ya no cobra sentido con su - I want the heartbeat -. Y entonces uno se da cuenta del otro gran error; sí, hay una canción llamada "Generate! Generate!" que ademas dice - Calculate, calculate, calculate -, esto en el 90% del disco, la forma de empujar el titula de las canciones en forma de exclamación es la formula que Johnny Marr más gasta a manera de crear una emoción entrañable en el disco ("Upstarts"). No es un gran letrista y conceptualmente el disco está fuera de conexión, si se trata de un disco de una capacidad sin complicaciones funciona pero siendo Johnny Marr el aspecto más decepcionante es la falta de invención en la guitarra, es casi como si él fuera un joven de la actualidad aspirando a ser una estrella de la guitarra.

"The Messenger" despierta un interés por el renombre del nombre que aparece en su autoría, de una figura icónica de los últimos tiempos. Tanto como para mi como para todos debe quedar claro que este no es un mal disco en ningún aspecto, es solo aceptable, agradable, pero ¿Es eso suficiente teniendo como nombre Johnny Marr?.

CRM Rating: 68%


En YouTube | The Right Thing Right | The Messenger | Upstarts |


01. The Right Thing Right
02. I Want The Heartbeat
03. European Me
04. Upstarts
05. Lockdown
06. The Messenger
07. Generate! Generate!
08. Say Demesne
09. Sun & Moon
10. The Crack Up
11. New Town Velocity
12. Word Starts Attack

Por: R. Cheapskate (@JR_Marr)

5 comentarios:

  1. Siempre pero siempre son precisos, no es más que Johnny Marr pero es menos que Johnny Marr, bien reseñado.

    ResponderEliminar
  2. Encuentro tu reseña totalmente in acertada, dejas muchos puntos buenos fuera de reseña y algunas observaciones son omitidas.

    ResponderEliminar
  3. ahmmmm ni tan bueno ni tan malo.

    ResponderEliminar
  4. no me despeina pero tampoco me aburre.

    ResponderEliminar
  5. Es extraño como una persona con tanto pasado y renombre, tanta experiencia, haga un disco tan simple como este. Es como que los artistas ya no tienen nada que decirle al mundo. Como si la musa fuera un mito, algo que nunca existió más que en un pasado lejano. Música para subsixtir, eso es lo que hace la mayoría hoy en día. Música para ver cumplido el sueño de sacar un disco, para sentir que saben hacer algo con su instrumento.
    Igual el disco tiene su fuerza, tiene momentos interesantes, como el suave (y apagado) riff inicial de Eureopan Me.

    ResponderEliminar