Busca dentro del Blog

28 jun. 2016

Swans - The Glowing Man

Swans
The Glowing Man
Young God Records
17/Jun/2016


"Música como estado de la mente"

Es sorprendente el poder que el contexto tiene sobre la percepción de la música, en esta ocasión, Michael Gira regresa con su proyecto Swans tras 2 álbumes verdaderamente vanguardistas y sorprendentes ("The Seer" y "To Be Kind") por cuarta vez en el estudio, esta ocasión para despedirse. "The Glowing Man" marca el final de la prolífica etapa musical que Gira emprendió al reunir a Swans en 2010 y el resultado simplemente no deja de sorprender desde el momento que inicia, hasta el que termina. “Cloud of Forgetting”, la encargada de inaugurar, es una canción demasiado apocalíptica que envuelve con su interesante Noise de fondo mientras se reluce un riff en constante repetición, tiempo en que los demás instrumentos se agregan (el sonido representativo de Swans). El factor sorpresivo de la canción es observar a un Michael Gira entonando en notas largas de una forma muy calmada, casi sufriendo, letras sencillas pero muy crípticas y confusas. Esta primera canción tiene alrededor de 30 versos compuesto por 2 y 3 palabras en promedio, los 12 minutos de duración son llevados a cabo por un crescendo que en realidad se toma su tiempo para subir, mantenerse en sí y bajar de tono, es (literal) aterrador el final donde Gira exclama de forma tenebrosa - I’m blind - y el cierre de órgano... definitivamente estremecedor.

El objetivo obvio de "Cloud of Unknowing", al menos en sus primeros minutos, es incomodar al punto de poner nervioso al oyente y ya que la canción no toma forma sino hasta después de 5 minutos: una marcha lenta pero muy marcada que se va repitiendo de forma regular, se enfoca más en sus propios momentos catárticos dado que carece de una letra y el trabajo vocal consiste en un coro liderado por Michael, quien mantiene esta canción en subida y bajada en su primera mitad. Las campanas de iglesia que suenan en cierto punto sólo contribuyen a la atmósfera fúnebre y tenebrosa, como si el mismo supiera por conciencia propia que es el último de su especie y está llegando a su final. "Cloud of Unknowing" goza de un momento introspectivo hacía sus últimos 8 minutos que a su vez crece y se transforma dentro de sí misma conservando sus propiedades compositivas a la vez que Gira versa - Zombie sucker, Monster eater, I am watching your son, I am washing your skin - en manera similar a la canción anterior y sobreponiendo su voz en distintas capas dando un final digno. Y es que a este punto ya habrán pasado casi 40 minutos sólo con estas dos canciones, Michael Gira por fin logra rebasarse a sí mismo musical y vocalmente.

Regresando a 1982, cuando Swans y Sonic Youth compartían escenarios y estudio para ensayos, Gira prestó la letra a ésta segunda banda para su canción "The World Looks Red" y poder llenar espacio en su primer álbum. 34 años después de esto, Michael retoma esta misma letra para su canción "The World Looks Red / The World Looks Back", obviamente este detalle es lo único que tienen en común ambas canciones, pues la interpretación de Swans contiene un constante (y cansado) tallado de guitarra que cambia de tono a lo largo de la canción. Justo a los 8 minutos vuelven las letras con diversas interpretaciones y el sintetizador para darle más complejidad a la canción, para dar cabida en sus últimos 2 minutos a un pasaje demasiado Drone y celestial en cierta forma.
"People Like Us" es la rendición al Folk y Country del álbum, aquí la banda se vale de analogías para despedirse de su público y finalizar la primera parte del álbum.

Sí bien la música de Swans estos últimos años se basa en construirse sobre repeticiones ya sea de riffs, tonos o coros,"Frankie M" lo lleva a otro nivel: repeticiones de coros in crescendo. Le toma 8 minutos escalar al punto donde dentro de esa escalada se observa otra repetición ahora de batería y decrece a sólo una guitarra acústica en apenas segundos. Es difícil de dar una explicación concreta de esta canción, aquí letras rinden tributo y los mejores deseos a alguien a quien Michael conoce y admira al mismo tiempo que revela el lado más técnico de la banda. "When Will I Return?" con la esposa de Gira en las vocales narrando con admirable frialdad un incidente en la cual fue violada. Escuchar después de esto una tremenda subida de ritmo donde al menos 4 instrumentos de cuerdas diferentes repitiendo secciones cambiantes de tono constantemente una y otra vez puestos uno encima del otro y cantando sobre eso a lo cual sobrevivió y usando alrededor el coro reinterpretado de la mejor canción de su álbum anterior ("Bring the Sun"), es algo épico.

"The Glowing Man" es una canción que dura casi media hora, donde se llega a percibir cómo el sonido se explora a sí mismo antes de progresar, empezando con el riff más interesante y ligero del álbum que se repite una y otra vez. Se vuelve a usar otra sección aún más estruendosa de “Bring the Sun”, volviendo la canción 8 minutos certeramente incómodos donde la batería brilla por su libertad, y se vuelve a transformar en otro interesante riff y reapareciendo las letras confusas. El final donde Gira exclama - I´m a growing, glowing man, i'm a no no no no no no-thing man - le da sentido al título del álbum en un momento tan inesperado como sorprendente. Y es que el álbum ha utilizado demasiados recursos nuevos para su interacción; coros femeninos, repeticiones más largas e incluso un solo de chelo en "Cloud of Unknowing". Realmente se llega a sentir denso para propios y extraños, se nota cuales canciones surgieron como improvisaciones en conciertos y las que fueron planeadas en el estudio con precisión ejemplar. Las letras, casi todas están abiertas a referencias bíblicas o del ego de Gira o quizá cerradas a factores que sólo él conoce, aumentando el interés del álbum y haciéndolo más inteligente.

Swans perfeccionó su sonido a lo largo de 7 años para llegar a esto, parece menos variado que su antecesor "To Be Kind", y no tiene la necesidad de serlo; Michael Gira tomó ésta como su última oportunidad de rebasarse en el sonido que prácticamente él inventó y terminó por rebasarse en cada término. El uso de repeticiones es excesivo y aun así ninguna canción llega a aburrir o sentirse repetitiva porque Gira supo cuándo agregar un instrumento a la fórmula y cuándo dejar de explotar una sección que se reitera más de 2 minutos y hasta en partes como "Cloud of Forgetting" y "Fankie M", o "The World Look Red / The World Look Back" y "The Glowing Man" donde se da una experiencia mucho más cinemática al álbum, sin agregar nada nuevo a su sonido, pero puliendo con trapo de seda lo ya conocido.

Y entonces el viaje termina. "Finally, Peace." concluye de manera digna a Swans; rítmica y sencilla para los oídos a la primera impresión, llega casi a sonar Pop, pero con la composición de Swans, el coro femenino reluce mucho más, la ejecución vocal de Gira en los versos finales suena a un orgulloso - The glory is mine - o a un - Your glorious mind - como despedida, esto revela tanto lo agradecido que esta Gira con sus fans como lo orgulloso que está de sí mismo por su evolución personal y musical. Y tiene todo el derecho de estarlo. Gracias a Michael Gira, por estos 7 años de música vanguardista y de verdadera calidad.
93/v/BENz0RUQ/file.html
CRM Rating: 94%




01. Cloud of Forgetting
02. Cloud of Unknowing
03. The World Looks Red / The World Looks Black
04. People Like Us
05. Frankie M.
06. When Will I Return?
07. The Glowing Man
08. Finally, Peace.

Por: Sebastián López

No hay comentarios:

Publicar un comentario