Busca dentro del Blog

1 nov. 2016

ReWired // LCD Soundsystem - Sound Of Silver

LCD Soundsystem
Sound Of Silver
DFA Records
12/Mar/2007


"La plata volviéndose oro"

LCD Soundsystem, una de las bandas más aclamadas de los últimos años y también una de las más celebradas por su ya anunciada participación en el festival Corona Capital, tiene una historia casi tan particular como su música; habiendo empezado como un proyecto individual del co-fundador de DFA Records, James Murphy, éste lanzó su sencillo debut "Losing My Edge" en 2002, track que se convertiría en un hit underground por su irreverente letra, incontables referencias a otros grupos y envolvente ritmo bailable. Cosechando más tarde los sencillos "Give It Up", "Yeah" y "Movement", cada uno con sonidos que pintan dentro de lo Dance-Punk, Acid House y Post-Punk Revival sin perder sus propiedades de Electrónica, Murphy se abrió paso con su álbum debut homónimo en 2005; conteniendo 9 canciones completamente nuevas y una recopilación de sus sencillos anteriores al lanzamiento. La esperada secuela a este brillante y novedoso concepto de música "rompegéneros bailable" llegaría 2 años después con un álbum que haría historia, de nombre: Sound of Silver.

Este segundo trabajo sube a sobremanera cualquier apuesta ya hecha y, desde su primer corte; "Get Innocuous!" revela una cara un tanto más madura del estilo electrónico de la banda, yendo a lo minimalista muy al estilo de la trilogía de Berlín de David Bowie. Un track donde los lamentos de James se llegan a perder entre la densidad creciente de los beats que poco a poco se conglomeran, se insertan, se desarrollan y no tardan en dilatarse para volver a su punto de partida y de nuevo expandirse y desbordarse al final. En seguida "Time to Get Away", "Watch the Tapes" y "North American Scum" contienen el sonido más habitual del grupo; la primera hecha con los mismos patrones de beats relativamente sencillos en puentes y coros inspirado en el estilo más clásico de Giorgio Moroder, y contrario a lo que muchos pensarían, Murphy no canta a una chica interesada en la plata, sino a su ex-mánager que quería exprimir cada contrato de la banda hasta secarse. La segunda, junta el gusto del frontman por los loops electrónicos con su amor a los ritmos de batería y guitarra un tanto básicos pero que en la práctica se vuelven efectivos con hilarantes voces secundarias hechas por sí mismo, para narrar entre líneas de forma muy rápida los riesgos de una vida temprana de excesos, destacando los versos - Read all the pamphlets and watch the tapes/We all get a little drunk and then we act like apes -, siendo curiosamente la última en obtener una distante apariencia por su superior técnica de ejecución, lo cual incluso llega a contrastar con las letras llenas de sarcasmo y sonando a una actualización de los primeros trabajos de Talking Heads con el estilo y desdén del siglo XXI. En estos casos sin duda lograron repetir la fórmula sin pecado alguno por la valía de explotar cada variable posible para obtener resultados mixtos aquí, y en las demás interpretaciones del resto del álbum.

La casi abstracta fluidez de "Someone Great" sumada a la tranquila y sentimental interpretación de James Murphy nos remonta a un sonido de Electrónica no-experimental que no emula, sino iguala a pioneros del minimalismo en el género como bien lo podría ser The Human League, dando un golpe lleno de ternura que se prolongaría y estallaría hasta la siguiente canción, "All My Friends"; que es, literal, LCD Soundsystem haciendo de algún modo, Krautrock; comenzando con teclados, agregando a la receta de forma muy sutil los instrumentos complementarios pero sin detener ni deformar la idea inicial, haciendo 7 minutos y medio de un largo crescendo sin coros, porque no los necesita. Las líricas de la canción son de las mejores del grupo; muestran detrás de cada ingenioso y divertido verso el lado humano de sentirse viejo y no arrepentirse absolutamente de nada hecho en el pasado. "All My Friends" es como "Heroes" de David Bowie, una bomba nuclear emocional que detona en cámara lenta.

Es en esta ocasión que LCD Soundsystem se toma el riesgo de hacer un disco compuesto por canciones tan variadas que bien podrían pertenecer a diferentes grupos o épocas y aun así termina desbordando calidad, cada una de ellas gozando de ritmos bailables acoplados de forma brillante al género secundario aunque éste no sea muy claro; tal es el caso de "Us v Them", la cual se interpreta de mil y un formas siendo que el sentido de la misma es prepararse para lo que esté por venir y radicando su brillo en los numerosos instrumentos que se amalgaman para dar la experiencia más complaciente del disco. El track "Sound of Silver" es una muestra de canción bailable con base en las percusiones, con 4 versos que se repiten apenas 3 veces, pero son una muestra ideal de canción bailable a base de percusiones tribales que vuelven a perderse entre ácidos beats y regresando al bajeo para de nuevo extraviarse.

Cerrando de forma casi inesperada con la balada "New York, I Love You But You're Bringing Me Down", es que James Murphy se expone de forma apasionada a su hogar y tal como su nombre lo indica, alaba pero también se queja de la ciudad dejando un mensaje exclamando qué es lo que está mal con la metrópoli y asimismo ofreciendo un último cambio de ritmo y nivel de dramatismo perfecto para cerrar este segundo trabajo.

No hay duda del talento de James Murphy, mucho menos de su tino para hacer uso de sus influencias al grado de transformarlas y volver Sound of Silver algo tan hilarante como bailable, emocionante como desgarrador sin contrarrestar el peso sentimental, develándose al final, algo tan minimalista y electrónico como perfecto, atemporal y ahora, un clásico inmortal.
34/v/u28X0sw1/file.html
Rating: 97%




02. Time to Get Away
03. North American Scum
05. All My Friends
06. Us v. Them
07. Watch the Tapes
08. Sound of Silver

Por: Sebastián López

No hay comentarios:

Publicar un comentario