Busca dentro del Blog

18 sept. 2012

Grizzly Bear - Shields

Grizzly Bear
Shields
Warp Records
17/Sep/2012


"Magnificencia detallada y sublime"

La escena Indie del más alto nivel se ha repetido como en el año 2009, con nuevos trabajos de Dirty Projectors, Animal Collective y The XX. Sin embargo no se puede negar que los nombres citados han fracasado (en diferentes proporciones) en superar lo que lograron hace 3 años. El caso de Grizzly Bear con 2 sencillos mostrados indicaron lo contrario, "Sleeping Ute" y "Yet Again" permitieron apreciar al grupo rumbo a un aparente nuevo circuito, más duro y a la vez afilado, donde a su vez la grandilocuencia de "Veckatimest" había sido derrumbada y los escombros se asentaron para dar forma a una re-construcción de sonido que debía continuar a la evolución de 4 álbumes. Desde las composiciones Folk de dormitorio de Edward Droste en 2004 con "Horn Of Plenty, hacia el Pop de cámara rupestre artesanal de "Yellow House", hasta llegar a "Veckatimest", el salto cuántico hacia la complejidad barroca, repleta de armonías y experimentación temática.

"Shields" por tanto tiene todos los argumentos para replicar los elogios de su antecesor; aunque puede resultar menos grandioso que "Veckatimest", es necesario darse cuenta que cada canción de Grizzly Bear es un escenario inmenso donde tanto el relieve y clima no es menos importante que lo que sucede en su epicentro. A pesar de esto, Droste, Rossen, Taylor y Bear logran sonar más compactos sumados uno a uno en el núcleo de cada canción. Desde la apertura, "Sleeping Ute" se escapa de las manos de Rossen, quizá el mejor track que no encontró cabida en su EP de principios de año "Silent Hour/Golden Mile", buscando refugio en los arreglos eclesiásticos, surcando la guitarra de Rossen en medio de la marea bajo la oscuridad, entre truenos y relámpagos golpeando los metales en la percusión de Chris Bear. No hay un solo momento tan comercialmente comprensible como las otrora "Knife" o "Two Weeks", pero "Sleeping Ute" inicia para calmar esos tumultos como una declaración tajante, luchando contra los demonios del 2009, - Pero no puedo ayudarme a mi mismo - suplica Rossen antes de volver a las mareas, no obstante el final despide con un arpegio disonante, ahora sí, adentrando a lo que será la serenidad intima y oscura del resto de "Shields".

A pesar de esta inflexión, Grizzly Bear no deja de ensuciarse las manos, "Yet Again" de los escombros hace una oda bella detallada por la voz melódica y penetrante de Ed Droste, así también es una de las canciones con mayor definición contrarrestando cualquier estructura compleja, al menos hasta su final donde se descompone en un torrente eléctrico y catártico. Es este tipo de cambios en la dirección cuales sirven para mantener la incertidumbre en contrastar la afinidad profusa con los ambientes fantasmales y recónditos. Cada canción por menos interesante que parezca sirve para inducir a los momentos placenteros, así el pasaje rústico y antiguo "The Hunt" derivará en "A Simple Answer", un ruede rítmico acoplado por sus melodías Pop y claves cristalinas iluminando la lúgubre profundidad donde Rossen tiene el micrófono, 4 minutos gratificantes hasta el momento donde la canción abandona su estado para regresar a la guarida de los cantos cavernosos de Droste acompañado de ensambles de coros.

Los mejores temas se valen de algo en común, la parte final de estás vuelve al antiguo Grizzly Bear, donde los rasgos eran tallados a detalle y se acompañaban de melancolía ancestral, la diferencia es que la otra sección está arreglada por efectos cinematográficos y la vista panorámica de la misma ("Gun-Shy" donde hay intervenciones vocales vaporosas de Taylor). Aún mejor, el momento final es una unión de dos composiciones maravillosas, comenzando por "Half Gate" una balada con la gracia exaltada de la sensibilidad de Droste, voces conmovedoras, redoble luminiscente, elegante incremento del volumen hacia el final donde espera Rossen al piano para "Sun In Your Eyes", tan magnifico como el inicio. La despedida de "Shields" es apocalíptica y sublime, llevando la voz de Rossen a sus limites donde un ejercito de trompetas se rinde ante él, coros en conjunto de Droste, Taylor y Bear empujan hacia el cielo en cada estribillo que provoca un éxtasis epiléptico, inmenso y realmente magistral.

"Shields" no busca propósitos similares a los de 2009, sino esta vez encuentran la estabilidad de la maravillosidad de sus 4 integrantes, Rossen Y Droste han hecho de sus dos mentes una sola, destacado Chris Taylor (bajo) siendo parte fundamental en los coros y ahora el productor, así como Chris Bear sin estructuras tan cerebrales ha tomado la responsabilidad de ser la columna vertebral del grupo con sus bases perfectas de percusión. "Shields" consolida a Grizzly Bear dominando su virtuosismo en un trabajo más lineal sin perder ni un detalle de su soberbia complejidad.

CRM Rating: 95%


En YouTube | Sleeping Ute | A Simple Answer | Yet Again |


01. Sleeping Ute
02. Speak in Rounds
03. Adelma
04. Yet Again
05. The Hunt
06. A Simple Answer
07. What's Wrong
08. Gun-Shy
09. Half Gate
10. Sun in Your Eyes

Por: R. Cheapskate (@JR_Marr)

14 comentarios:

  1. 95??????????????? osea un 95 de 100? es esto cierto? es casi perfecto?

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto lo mismo, creo que lo más alto que había visto aqui era un 83 y de repente un 95.

    ¿Tanta es la diferencia?

    ResponderEliminar
  3. ¿Tenemos disco del año?

    ResponderEliminar
  4. Solo Grizzly Bear, no hay más, amén.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, parece que a la gente del blog le gusta mucho Grizzly Bear! XD,... Coincido en que es un buen disco, pero a mi parecer está un poco por detrás de Veckatimest. Y a mí Animal collective y Dirty projectors no me decepcionaron, incluso, el Centipede HZ me gusta mas que Shields..., pero bueno, para gustos los colores!!!. XD

    ResponderEliminar
  6. Después de una ardua escucha al ver la elevada puntuación del disco. Debo decir que encuentro que Shields es como usted dice, "más lineal que Veckatimest" es por esto que los picos de su disco anterior eran más altos que cualquier canción de aquí, sin embargo, Veckatimest tenía algunos baches que detenían la grandiosidad del disco. Es por esto que concuerdo con lo dicho aquí. El 95 de 100 se ve muy muy exagerado, yo lo dejaría en 90 o 91, quizá 93; así como Girls el año pasado.

    ResponderEliminar
  7. A propósito de lo de Adner, yo también concuerdo en que Cenipede Hz se puede poner a la altura de este, pueden despegarse del resto de discos que han salido y consolidarse como lo mejor del 2012.

    Saludos y gracias por el contenido.

    ResponderEliminar
  8. Infinitas gracias por esta joya.

    ResponderEliminar
  9. Ahora que he andado activo oyendo música diré que si no le va mejor aquí a Tame Impala O Animal Collective, este será el disco del año.

    ResponderEliminar
  10. the link doesn't work...

    ResponderEliminar
  11. QUIEN PUBLICA EL LINK POR FAVOR!
    TIENEN 95 ! NECESITO ESCUCHARLO

    ResponderEliminar
  12. y el link donde anda? :S

    ResponderEliminar
  13. No tengo la referencia de trabajos anteriores pero sí puedo decir que este álbum me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se está perdiendo de algo enorme. Acá "Veckatimest" http://crazyrhythmsmusic.blogspot.mx/2012/04/rewired-grizzly-bear-veckatimest.html

      Eliminar