Busca dentro del Blog

19 mar. 2017

Depeche Mode: Delta Machine

Depeche Mode
Delta Machine
Columbia Records
22/Mar/2013


"Maquinaria lenta pero poderosa"

Lo nuevo de Depeche Mode hay que cocinarlo a fuego lento, es uno de esos discos que requiere tiempo (y no poco) para su adecuada digestión. En mi caso, mi primera reacción tras oírlo fue de absoluto rechazo. Y es que cuando hablamos de una banda tan grande como lo es Depeche Mode, juegan muchas cosas al enfrentar dicha experiencia. Juega la expectativa, la ansiedad, el prejuicio, el peso de la historia y en una primera pasada cuesta dejar todo aquello fuera de la mesa. Si a esto agregamos el no estar frente a un disco sencillo, uno en donde las melodías no son el fuerte sino más bien las atmósferas, líricas y arreglos minimalistas, la tarea resulta más ardua aún. Sin embargo, como mencioné en un comienzo, el disco requiere tiempo para luego de unas cuantas pasadas comenzar a mostrar la magia, entonces la valoración del álbum cambia radicalmente.

Comencemos afirmando que oír Delta Machine exige contextualización, resulta indispensable como mínimo el haber oído los tres álbumes anteriores de la banda, me refiero a Exciter (2001), Playing The Angel (2005) y Sounds Of The Universe (2009), esto para entender por dónde ha estado funcionando Depeche Mode durante su última década. Olvídense por supuesto de la banda de "Enjoy The Silence", "Personal Jesus" o "Never Let Me Down Again", olvídense de los 80's e incluso los 90's, esta es otra banda, para bien o para mal hace mucho que la agrupación mutó, dejó de mirar hacia su pasado y escapó de las melodías que enganchan de inmediato para centrarse en trabajos que suenan densos, muy personales y oscuros.

Las comparaciones son odiosas pero aveces son obligatorias y en ese sentido comentaré que Delta Machine me parece que no supera en calidad a Playing The Angel (para mi, el mejor disco que Depeche Mode ha editado en este milenio) pero si es por paliza superior a Exciter y Sounds Of The Universe, dos discos que me resultan hasta el día de hoy tremendamente aburridos.

Delta Machine está dividido en tres actos, es un trabajo que comienza y acaba muy bien pero entremedio se desinfla. Sus primeros 4 temas son enormes y por sí solos hacen que el regreso del trío valga la pena. "Welcome To My World" y "Angel" son casi una misma canción, el tono introductorio es excelente, la intensidad sube de a poco de la mano de arreglos mínimos que son guiados todo el tiempo por la voz de Dave Gahan que interpreta a placer (en "Angel" suena más rabioso que nunca)."Heaven" es lo más melódico del disco (comprensible su elección como primer sencillo del álbum) con un piano, guitarras y coro que se reconocen de inmediato, es lo más tradicional del álbum no cabe duda. Finalmente el primer acto acaba con la oscura intimidad de "Secret To The End", otro de los momentos brillantes que se viven en este viaje. "¿Te he decepcionado? Yo quise creer, es verdad" reza casi en tono de disculpas un Gahan que parece relatar lo que sería una dolorosa ruptura.

Los problemas aparecen en el nudo del disco, en su segundo acto. Con "My Little Universe" aparece nuevamente el minimalismo, es una voz en primer plano, un coro en donde Martin Gore apoya y los arreglos apenas se sienten. El tema como engranaje para el resto habría funcionado bien pero lamentablemente lo que le sigue funciona de manera muy irregular por lo que termina agotando. La pasada por "Slow", "Broken" y sobretodo "The Child Inside" se torna demasiado espesa y no dice mucho. Las cosas comienzan a mejorar con "Soft Touch/Raw Nerve", la cual intenta subir los ánimos con un golpeteo incesante que suena durante toda la canción, no me fascina pero al menos logra despertar el letargo en el que había caído el disco. Ahora, los últimos 20 minutos del tracklist a cargo de "Should Be Higher", "Alone", "Soothe My Soul" y "Goodbye" nos hacen recordar el porqué esta banda es tan grande, hay una elegancia en el sonido que se disfruta muchísimo, Delta Machine recupera el nivel con el que había comenzado, vuelven a sonar inspirados encontrando probablemente los mejores coros del trabajo.

Son 13 temas y 57 minutos de música, una apuesta no menor para una banda que podría perfectamente estar viviendo del pasado pero que sigue optando por proponer. Probablemente uno tenga reparos, en lo personal me sobraron canciones como las ya mencionadas anteriormente, pero en el global estamos frente a un compendio de ambientes (en general sombríos) bien logrados. Quizás Depeche Mode ya no enganchan con cosas del tipo "Strangelove" o siquiera "Policy Of Truth" pero sus discos siguen dando qué hablar. ¿Será ahora hasta 2017? Veremos...
52/v/UnleEFra/file.html
70%




02. Angel
03. Heaven
04. Secret To The End
05. My Little Universe
06. Slow
07. Broken
08. The Child Inside
09. Soft Touch / Raw Nerve
11. Alone
12. Soothe My Soul
13. Goodbye

Por: Esteban Martinez
(politomusica.blogspot.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario